Misión

Ayudar a familias a restablecer y fortalecer sus relaciones, para que tomen decisiones extraordinarias y den sentido a su vida desde la misericordia que sana y libera. Nos inspiramos en la espiritualidad ignaciana y las enseñanzas de la Iglesia Católica.

Visión

En el 2025 seremos una entidad que cuenta con recursos nacionales e internacionales que posibiliten el desarrollo de programas acordes con la misión y objeto social, liderada por un equipo interdisciplinar.

Valores

Misericordia

Servicio

Respeto

Resiliencia

Nuestra historia

Miserere nace como el deseo de una familia Católica conformada por Adenawer Londoño Giraldo, Maidy Martínez Martínez y José Miguel Londoño Martínez de servir al Señor, dando un anuncio a creyentes y no creyentes de la importancia de experimentar el sentido de la Misericordia, el discernimiento de las propias decisiones y la convicción de que es necesario encontrarle un sentido a la vida para  transformar la realidad.

 

Mai: “He buscado desde muy pequeña servir al Señor y entregarme generosamente para dar vida en medio de la oscuridad. Desde mis profesiones: comunicación y relaciones corporativas y psicología, he luchado por promover el lenguaje del amor desde lo simple y sencillo de la vida. Luego de mis entregas, renuncias, caídas y aprendizajes me dispongo a servir a Dios y al prójimo”.

 

Ade: “Tras vivenciar la experiencia de la Misericordia como fruto de mi fragilidad y de mis caídas, como filósofo y teólogo y psicólogo en formación he buscado empatizar con la realidad sufriente de mi prójimo, escuchando amorosamente y acompañando en el dolor para brindar herramientas que ayuden a descubrir el propósito de vida. Junto con mi esposa y nuestro hijo, dispongo mi corazón para servir a Dios presente en la creación, en el hermano y en mí mismo”.

 

Miserere inició como un proyecto familiar el 19 de marzo del 2021 y se constituyó legalmente como corporación el 30 de noviembre del mismo año. Actualmente se vale de diversas estrategias para la consecución de los recursos y llevar a cabo su objeto social resignificando la vida de los más necesitados.